Sobre falta de ética del profesor Miguel Ángel Rimari Arias de la Facultad de Educación de la USIL (Actualizado el 20 de marzo)

Me han dicho que no haga esto público, que me tacharán de persona problemática y que con ello me será difícil conseguir trabajo, parece que así se mueven las cosas en los ámbitos laborales. Lo he meditado mucho y no me puedo callar. Me aconsejaron hacer una denuncia anónima para protegerme, pero ¿de qué me tengo que proteger? Yo crecí en una familia de personas honestas, mi papá fue abogado penalista, vocal y juez ad hoc y, cuando lo fue, se dijo de él que fue un “triunfo del nuevo derecho” y con esos valores me criaron.  Debo decir, además, que en este asunto estoy bastante lejos de ser problemática, que intenté, desde el principio, buscar el diálogo, pues  intenté, vanamente, comunicarme con  la decana de educación (ahora me han dicho que en esa época estaba de vacaciones) y con el vicerrector académico de la USIL, Carlos Mejía Bejarano;   al no tener respuesta satisfactoria, al ver que la persona sin ética sigue trabajando en la universidad, en un cargo tan delicado como la formación de docentes y la de coordinar la  formación de los jóvenes que estudian las carreras de Educación Inicial Intercultural Bilingüe y Educación Primaria Intercultural Bilingüe es que siento que el silencio es cómplice y que es necesario, aunque se me diga problemática, hacer pública esta lamentable falta de ética porque yo no sigo el código de la ormeta.

El 15 de febrero de 2018, en el repositorio USIL encontré este artículo de la   Revista Educación de la Universidad de Costa Rica.

Publicado el 21 de junio de 2018

Captura 1

En la nota a pie de página  2 ( 2018_Aguinaga_Modelo-contextualizado-de-inclusion-educativa(1))  sobre el profesor de la USIL Miguel Ángel Rimari  se consignaba:

Licenciado en Educación y Magister en Gestión Educativa otorgados por la Universidad (sic.) Pontificia Universidad Católica de Lima- Perú (sic.). Es docente universitario de pregrado de la facultad de Educación y de postgrado (sic) donde desarrolla la disciplina Metodología de la Investigación. Como coordinador de Investigación Educativa de la Escuela de Postgrado (sic) de Educación de la Universidad San Ignacio de Loyola de 2008-2015 asesoró varias tesis de maestría con resultados satisfactorios.  […]

Como su compañera de trabajo, sabía que el profesor Miguel Rimari no era licenciado por la PUCP sino, por el pedagógico de Monterrico y que tampoco tenía el posgrado por la PUCP, hice las verificaciones en la SUNEDU y confirmé que el profesor Miguel Angel Rimari Arias, DNI 06946354, es bachiller por la PUCP según la SUNEDU y quien sí tiene el grado de magíster en gestión de la educación por la PUCP es Wilfredo Tomás Rimari Arias, 21254399. 

Esto es una falta a la verdad, esto también es una falta al reglamento del docente de la USIL, artículo 4, “Son deberes de los docentes” inciso J: “Ejercer la docencia con rigurosidad académica, respeto a la propiedad intelectual, ética profesional, independencia y apertura conceptual e ideológica.” (énfasis mío)

Al percatarme de esto, envíe un correo electrónico al vicerrector, Carlos Mejía Bejarano, con copia al profesor Miguel Rimari, pensé que esta falta a la ética abriría una investigación y le exigiría su renuncia; sin embargo, para mi sorpresa,  desde el vicerrectorado recibí esta respuesta de la asistente del vicerrectorado académico, Claudia Rengifo Meléndez:

Con relación a la información que nos remite, es importante precisar que el Registro Nacional de Grados y Títulos que administra la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria no es constitutivo sino más bien declarativo. Sin perjuicio de ello, agradecemos su interés en escribirnos y le informamos que la Universidad San Ignacio de Loyola cumple con validar los grados académicos y títulos profesionales de todos nuestros docentes y trabajadores administrativo.

Una respuesta que no contestaba mi preocupación.

El viernes 22 de febrero, al hacer una nueva entrada a la página del artículo vi que había una nueva versión ( document(11))  con los grados del señor Miguel Rimari corregidos, ahora decía:

“Bachiller en Educación por la Pontificia Universidad Católica del Perú; y Magister en Gestión de Instituciones Educativas otorgado por la Universidad Católica San José.”

Pero, el señor Miguel Rimari se posgraduó el 27 de noviembre de 2018, es decir, luego de que se publicó el artículo, 21 de junio de 2018. (Se puede ver la foto de su graduación junto con la decana de la facultad de educación de la USIL, Liliana Sarria, en este enlace.

Escribí a la revista a preguntar sobre la dos versiones del artículo y la respuesta de la licenciada Mariana Lacayo Cárdenas, responsable de la revista, fue:

Estimada Nila

Esta revista toma las credenciales de autor de la carta de originalidad que los autores envían, según se indica en las normas de autor.

En caso de que se requiera algún ajuste, se realiza según la solicitud del interesado.

Entiendo que usted hace referencia a una situación que se sale de las competencias de esta revista, la cual debe abordarse en las instancias respectivas.

Saludos cordiales,

Esta respuesta no hace sino comprobar que el profesor Miguel Ángel Rimari Arias, al verse descubierto por mi acusación, ha pedido que se corrijan los datos, lo cual no lo exime de haber usurpado los grados de otra persona y no se ha pedido la renuncia al profesor Rimari, lo que preocupa, duele e indigna.

Y es que Miguel Angel Rimari mandó esos datos falsos porque él así lo quiso hacer, él faltó a la ética: las normas de autor dicen:

Currículum vítae breve. Un currículum vítae académico de cada persona autora, de
una longitud máxima de 250 palabras y en forma de párrafo. Este currículum debe ser enviado junto con el artículo, en formato word y en un archivo separado. En este se debe indicar: el nombre con que se desea aparecer en el artículo, si se llega a publicar; máximo grado académico obtenido y su respectiva disciplina, principales cargos que ha ocupado, lugar actual de trabajo, la lista de sus publicaciones más importantes y correo electrónico. (énfasis mío)

Actualización 1: Como Miguel Rimari tenía como máximo grado académico obtenido el de bachiller (licenciatura no es grado) y le pareció poquito, mandó el máximo grado de Wilfredo Tomás

Actualización 2 : Acabo de entrar al Repositorio USIL hoy 27 de febrero a las 7 y 03 y todavía tienen la página con los datos falsos el señor Rimari.  Es decir, la primera versión: http://repositorio.usil.edu.pe/bitstream/USIL/3668/1/2018_Aguinaga_Modelo-contextualizado-de-inclusion-educativa.pdf (No sé cuánto durará en en internet pero ahí está).

Actualización 3: En el repositorio USIL figura una tesis de maestría, asesorarada por Miguel Rimari, de donde sale el artículo en el que se pone como coautor (http://repositorio.usil.edu.pe/bitstream/USIL/2114/2/2015_Aguinaga.pdf )  y un trabajo de investigación para bachillerato. http://repositorio.usil.edu.pe/bitstream/USIL/3564/2/2018-Quevedo-Lezama.pdf En ambas el asesor figura como “Doctor” sin tener ese grado.  Esto también es falta a la ética que la universidad, o la facultad de educación, en todo caso, le permite y debería pedirle que corrija. Asimismo,  Rimari ha sido miembro de jurado de mucha tesis  de grado y posgrado, a pesar de no tener el posgrado en la fecha en que sustentaron, para ser miembro, debería tener su grado reconocido por la SUNEDU.

  Actualización 4: Hoy, 6 de marzo de 2019, el repositorio USIL ha actualizado la revista con los datos correctos del señor Rimari, Esto me hace pensar que  alguien con ética ha aparecido en la USIL a poner orden; ojalá que esa persona con  pida la renuncia del señor Rimari y de las personas que quisieron encubrirlo.

Actualización 5: la versión corregida dice:

Bachiller en Educación por la Pontificia Universidad Católica del Perú; y Magister en Gestión de Instituciones Educativas otorgado por laUniversidad Católica San José. Es docente universitario de pregrado de la facultad de Educación y de postgrado (sic) donde desarrolla la disciplina Metodología de la Investigación. Como coordinador de Investigación Educativa de la Escuela de Postgrado (sic)  de Educación de la Universidad San Ignacio de Loyola de 2008- 2015 asesoró varias tesis de maestría con resultados satisfactorios. Ha escrito y publicado varios artículos pedagógicos en revistas pedagógicas de (sic) Perú, como SIGNOS, del Consorcio de Centros Educativos Católicos; en EDUCANDO de la Institución Docente (sic) Derrama Magisterial y en AUTOEDUCACIÓN del Instituto de Pedagogía Popular. Los temas abordados se han orientado (sic) fundamentar la gestión del docente y el aporte de modelos de documentos normativos (elaboración del proyecto educativo institucional, plan anual de trabajo, proyectos de innovación, entre otros), desarrollo y evaluación por competencias (elaboración del proyecto curricular de centro, elaboración de unidades didácticas,evaluación por competencias, los indicadores de evaluación) y habilidades blandas para los profesionales en educación (couching y empowermen (sic) educativo, autoestima docente, habilidades directivas, la asertividad en educación). Ha participado en varias investigaciones en los temas: El desarrollo y evaluación por competencias y el desarrollo de las habilidades blandas para los profesionales en educación (couching y empowermen (sic) educativo,autoestima docente, habilidades directivas, la asertividad en educación) , cuyos resultados lo (sic)  ha presentado en varios eventos en calidad de ponente en la Universidad Pontificia Universidad Católica de Lima y (sic)  la Universidad San Ignacio de Loyola de 2008- 2015 asesoró varias tesis de maestría con resultados satisfactorios.

Al respecto:

1.-  Ha asesorado tesis de maestría sin tener el grado de maestría.

2 Derrama Magisterial no es una institución docente sino una institución de seguridad social privada.

2 La revista del Consorcio de Centros Educativos Católicos no se llama Signos sino Signo educativo

3. Se mezclan las investigaciones de Wilfredo Tomás y Miguel Ángel

4. No encuentro envidencias de publicaciones en las revistas de la Derrama o de Instituto de Pedagogía Popular.

Actualización 6:

Mis motivos para pensar que hay una persona ética es porque luego de todos los correos que escribí sin respuestas, uno de ellos sí obtuvo respuesta inmediata, el que escribí a la Secretaría General de la USIL, la persona que me contestó fue muy amable y me dijo que la universidad realizaría las investigaciones correspondientes, poco después se rectificó el repositorio. Espero que no sea casualidad.

Actualización 7:

Captura
Si le hacen click a HTML y extraen después index.html verán abajo que hay “Notas” y “Notas de autor” la primera con los datos falsos y la segunda con los datos corregidos luego de mi denuncia. Yo no sé qué espera Miguel Rimari para renunciar.

Actualización 8, 9 :

Mi denuncia es hacia Miguel Ángel Rimari Arias, no hacia la USIL, creo que una persona no debería manchar a una institución y que la institución no debe permitírselo; es más, debería exigirle su inmediata renuncia. ¿qué esperan sus superiores?  La decana me dijo el martes 12  de marzo que eso no dependía de ella, pues no sé de quién depende pero alguien debe tener la responsabilidad de pedirle su renuncia. Esto no se limpia diciendo que el señor se equivocó, ya he demostrado que no ha habido equivocación, que fue él quien mandó los datos falsos, él es quien  ha cometido una falta  a la  integridad científica y una persona con ese perfil o “prontuario”, hablando en buen romance, no debería ser el coordinador académico de ninguna facultad y menos de una de educación.  En esa facultad, además, se forman estudiantes EIB, en esa universidad, además, hay becarios del Programa de Reparación en Educación – PRED Víctimas del Proceso de Violencia (1980 – 2000). Es, pues, una universidad que, con mayor razón,  debe recordar y poner  en práctica  las conclusiones 170- 171 del informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación:

170 La CVR propone que el gran horizonte de la reconciliación nacional es el de la ciudadanía plena para todos los peruanos y peruanas. A partir de su mandato de propiciar la reconciliación nacional y de sus investigaciones realizadas, la CVR interpreta la reconciliación como un nuevo pacto fundacional entre el Estado y la sociedad peruanos, y entre los miembros de la sociedad

171 La CVR entiende que la reconciliación debe ocurrir en el nivel personal y familiar; en el de las organizaciones de la sociedad y en el replanteamiento de las relaciones entre el Estado y la sociedad en su conjunto. Los tres planos señalados deben adecuarse a una meta general, que es la edificación de un país que se reconozca positivamente como multiétnico, pluricultural y multilingüe. Tal reconocimiento es la base para la superación de las prácticas de discriminación que subyacen a las múltiples discordias de nuestra historia republicana.

Para este nuevo pacto social, para esta reconciliación nacional, donde se deben formar  jóvenes que sean los profesores encargados de cerrar las brechas en la educación,  obvio que necesitamos de coordinadores académicos con valores y ética .

 

Actualización 10

Captura

 

Una persona me mandó por inbox este mensaje. Al respecto.

  1. La frase no es de Sócrates, si se las quiere dar de culto, que se las de bien,  Amicus Plato sed magis amica veritas  se le atribuye a Aristóteles
  2.  la verdad está hartamente explicada en este post.
  3. el señor niega en su perfil de facebook que estudió en la IEP Monterrico, se avergüenza de que solo hizo una complementación pedagógica para el bachillerato PUCP, ¿dónde está ser amigo de la verdad?
  4. Lo que digo no es una infamia: segúna RAE maldad, vileza, descrédito, deshonra. Yo no estoy deshonrando a nadie, estoy diciendo la merita verdad, el señor es un DELINCUENTE, ¿se los explico con títeres? ¿llevó éel ética alguna vez en su vida? moral?¿conoce la palabra
Anuncios

6 Responses to Sobre falta de ética del profesor Miguel Ángel Rimari Arias de la Facultad de Educación de la USIL (Actualizado el 20 de marzo)

  1. Stephanie Diez dice:

    Qué grave esto. Más grave aún que los de USIL se hagan los ciegos.

  2. Jorge dice:

    Si es antifujimorista, no le va a pasar nada. 🙂

  3. Carrion Humberto dice:

    Eso ocurre en todas las Us peruanas…

    • Nila Vigil dice:

      Creo que la falta de ética debe denunciarse en todas las universidades peruanas y separarse a las personas que han incurrido en estos casos, espero que eso pase en la USIL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: